abc.es
facebook twitter youtube e-mail
inicio noticias agenda emisoras entrevistas parrilla venta de entradas player
RockFM la casa del Rock
RockFM

La musa de JIMI HENDRIX

"Si suena a blues, bueno, llámalo así, pero no es un avivamiento, porque... ¿Para qué volver al pasado?", dijo un día Jimi Hendrix.

Esas fueron las palabras de Jimi Hendrix al defender lo que para él era un experimento único, audaz e inquieto. Alejándose de las tendencias musicales prevalecientes del momento, un 16 de octubre de 1968 Hendrix arrancó su tercer y último proyecto de The Jimi Hendrix Experience; Electric Layland. Durante una entrevista para la televisión canadiense, justo antes del lanzamiento de su nuevo disco, Hendrix dijo con sus propias palabras: "Estoy tocando todo lo que sé, y solo lo que siento".

Electric Layland es un doble álbum considerado como uno de sus trabajos más destacables. Muestra elementos que incluso anticipan la era del rock progresivo. Parte del nuevo experimentalismo que Jimi Hendrix llevó a cabo se debió a un cambio de ubicación. Pasó de grabar en Londres a una planta baja de grabación en Estados Unidos. En un momento dado, Record Plant se había convertido en uno de los dos estudios de EE.UU. que albergaba un consola de grabación de 16 pistas en lugar de las 12 convencionales.

Junto al ingeniero Eddie Kramer, Jimi Hendrix fue capaz de aprovechar todas las posibilidades del estudio, utilizando todo, desde el eco y las configuraciones de micrófono inusuales, hasta las bridas y las cintas invertidas. "La grabación siempre fue un proceso de aprendizaje para Jimi Hendrix, por lo que cada toma sería diferente", dijo Eddie Kramer a Sound On Sound en 2005.

Poco después y pareciendo salir de la nada, "All Along The Watchtower" surgía como el mayor éxito de Jimi Hendrix en Estados Unidos; un clásico que Bob Dylan había escrito en 1967, al cual Jimi Hendrix admiraba con entusiamo: "cualquiera que no aprecie a Dylan debería leer las palabras de sus canciones". Está entre las grandes canciones que se encuentran en ese LP, incluso sólo grabada con la guitarra de Dylan, un bajo y una batería, en Nashville.

Antes del lanzamiento del álbum de Dylan, Jimi Hendrix obtuvo un acetato del disco y se enamoró de él. Menos de dos meses después de que Dylan lo grabara, Hendrix estaba en el estudio Olympic grabando su propia versión.

Dedícate unos minutos y vuelve a disfrutar de esta maravilla:


inicio noticias agenda emisoras entrevistas