abc.es
facebook twitter youtube e-mail
inicio noticias agenda emisoras entrevistas parrilla venta de entradas player
RockFM la casa del Rock
RockFM
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

DAVID GILMOUR: “Live At Pompeii”

Te contamos cómo vivimos el estreno mundial en cines del regreso del ex guitarrista de Pink Floyd a Pompeya (Italia).

Las sensaciones al terminar el documental y abandonar el asiento son de satisfacción, no sólo para el espectador, también para un David Gilmour pletórico. Parece sentir que ha cerrado un ciclo consigo mismo y con su pasado, homenajeando a Pink Floyd y, en especial, al fallecido Rick Wright.

Mucho ha cambiado desde que aquellos chavales de Londres se plantaron en 1972 con un grabador de cinta de ocho pistas y unos cuantos micrófonos hasta hoy en día. El anfiteatro se llenó de luces, humo, láseres, fuegos artificiales y proyecciones sincronizadas al milisegundo para que Gilmour culminara una producción sonora inigualable. Gilmour ha contado con un elenco de músicos y coristas top "cuanto mejores son ellos, mejor toco yo" necesarios para gestar un concierto único: el primero que se realiza en el anfiteatro más antiguo del mundo, esta vez sí, con público.

Tras la presentación de la banda, se observan imágenes de los ensayos y de todo el traslado del material al teatro. Después de las pruebas de sonido, todo esta preparado para que los espectadores entren y disfruten del trabajo en solitario de Gilmour, aunque los temas de Pink Floyd acaparan más de la mitad del repertorio.

Himnos como "Wish you were here", "Shine on you crazy diamond", "One of these days" (el único tema intepretado en el live de 1972 y en ésta ocasión) hacían las delicias de unos pocos afortunados conscientes de que estaban viviendo una noche única hasta el despliegue final de "Run Like Hell". Si el final fue apoteósico, los bises lo fueron mucho más: "Time", "Breathe" y, no podía faltar, "Comfortably Numb".

Un colofón a la altura de un concierto superlativo. No hay duda de que ésta grabación quedará en el recuerdo junto a otros grandes directos de la historia del Rock, no sólo por la cantidad de himnos que recoge, sino por la gran producción que ha llevado detrás.


inicio noticias agenda emisoras entrevistas